Santa Marta estrenará en breve su innovadora zona de ocio a prueba de lluvia

Está situado junto al centro sociocultural y acogerá todo tipo de actividades // El proyecto incluye el ajardinamiento de la parcela

La versión tradicional de los centros socioculturales como un local para desarrollar actividades, desde talleres hasta charlas o actuaciones, ha dado paso a una nueva modalidad que los convierta también en un equipamiento útil que preste servicio a todos los ciudadanos del entorno.

Los dos pioneros en este mandato han sido O Castiñeiriño y Santa Marta, con dos propuestas que han salido de las puertas y la fisonomía habitual de los locales.

Que en Santiago llueva, no es novedad, pero sí que se habiliten equipamientos para que a pesar de esta frecuente presencia permitan desarrollar actividades o simples reuniones al aire libre.

En Santa Marta está uno de los centros socioculturales más modernos de la red municipal, en el que incluso se organizan residencias de teatro en la sala Agustín Magán. Asimismo, en las inmediaciones hay canchas deportivas, pero al aire libre.

De ahí la propuesta que, como se aprecia en las imágenes está ya muy avanzada, de construir, anexo al centro, una zona cubierta que permita desde juegos hasta reuniones, e incluso algún tipo de actuación o celebración de los vecinos del barrio.

Esta propuesta, una zona cubierta de uso vecinal, se incluyó en los famosos presupuestos participativos de CA, pero no llegó a plasmarse en ningún momento, ni a contar con dotación económica para licitar las obras.

El actual gobierno, a través de la Concejalía de Centros Socioculturais, sí acometió la aprobación del proyecto, la licitación y el inicio de las obras, que no solo afectan al terreno situado junto al centro, sino también al acondicionamiento del total de la parcela. Un espacio que lleva mucho tiempo a monte, entre la rúa de Antonio Rama y la avenida de Bilbao, y donde se llegó a plantear la construcción de la nueva sede para la saturada Escola Oficial de Idiomas.

De los casi cuatro mil metros cuadrados de superficie se aprovecharán unos miles, en una franja longitudinal pegada a las instalaciones. El resto se convertirá en una zona ajardinada, completando la urbanización del entorno del centro vecinal.

El proyecto consiste en una especie de pérgola sustentada en columnas, es decir, un amplio espacio abierto, con el tejado plano desarrollado en tres niveles, para adaptarlo a la pendiente del terreno. Una diferencia de cota que además ofrece una ventaja añadida, como es que en la parte más alejada de Antonio Rama se pueden instalar un espacio escalonado que sirva de grada, por ejemplo para una actuación.

Será un espacio protegido de la lluvia, pero al mismo tiempo totalmente diáfano, permitiendo así todo tipo de actividades de ocio al aire libre durante todo el año, porque la zona escalonada dará paso a las instalaciones del parque infantil. El presupuesto asciende a 136.790 euros y el plazo de ejecución es de cuatro meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.